| Suscríbete vía RSS

15 oct. 2008

Apaleados y tontos... encima

| |

Lo que la UEFA ha hecho con el Atlético de Madrid no tiene calificativo. A saber, un grupo de hichas franceses llega a su estadio para, supuestamente, animar al Olympique de Marsella en un partido de Liga de Campeones, la lían parda, tiene que intervenir la policía y encima, el organismo que preside un francés, Michel Platini, multa al club español con la sanción más abultada que se recuerda en las dos últimas décadas y encima se atreve a tildar de "desproporcionada" la actuación policial, cuando las imágenes de televisión en su día, hoy recuperadas, dejaban clara la actitud animal e irracional de los hinchas galos. No en vano, el jefe del dispositivo policial recibió siete puntos de sutura en su cabeza tras recibir el impacto de una silla lanzada por un espectador al vomitorio de la grada, donde las fuerzas de seguridad se resguardaban de las brutalidad de los 'gabachos' (esta vez se merecen este calificativo).

¿Quién es Platini para decir si la policía española se excede o no en su cometido, siendo en este caso todo lo contrario? De vergüenza. Jugaba como los ángeles al fútbol, pero en los despachos es un torero malo.

Señor Platini, ¿no tiene culpa su país por dejar salir a esos energúmenos de sus dominios? Ellos, los salvajes, son los verdaderos culpables, no busque en otro sitio. El Atlético de Madrid no tiene culpa de que sus compatriotas llegaran al Calderón como si de una reedición de la Batalla de Bailén se tratase. No quiera manchar el expediente de otros cuando el suyo está sucio. No haga víctima de verdugos por el simple hecho de poseer el mismo pasaporte que usted.

El fútbol, su entorno, hace tiempo que me toca el do mayor. En España no se hacen las cosas bien y muchos energúmenos campan a sus anchas por las gradas. Lo vimos en el estadio Montjuic, en el Espanyol-Barcelona. Fueron ultras culés los que montaron las 'fiesta' y provocaron la interrupción del partido con sus bengalas. ¿Tan fácil es comprar una bengala en España, un artefacto que ya mató a un niño en el viejo estadio de Sarriá? ¿Tan fácil es meterla en un estadio de fútbol? ¿Podré ir mañana al Camp Nou y tirar una cabeza de cochinillo o una botella de J&B sin que me pase nada mí ni al proietario del estadio?

En España no se hacen las cosas bien, pero en Francia, tampoco. Y se ve cada domingo que, por ejemplo, el Olympique juega en su estadio. Ambos países, al igual que Italia, deberían imitar la política inglesa de tener controlados en todo momento a los inadaptados 'hoolingans'. Heysel, en 1986, y algún que otro desagradable suceso les hizo aprender y procuran evitarse la medias tintas, señor Platini. Allí, los descerebrados del fútbol son tratados como son y se les responde con la misma cruda dureza que ellos atacan. Aquí tiene un ejemplo.

Y aunque no viene a cuento, cansa y mucho, la persecución hacia todo lo que huela a español en el deporte por parte de nuestros vecinos. ¿Envidia? Quizá. El caso es que ovejas negras hay en todas las casas y Francia no es una bendita granja de ovejitas blancas. Vea el siguiente vídeo, señor Platini, y verá cómo España no es el único lunar de 'su' fútbol.

1 comentarios:

Alerito fino dijo...

Pues a ver lo que hace la UEFA con lo sucedido en el Eslovaquia-Polonia. Se puede ver muy bien la foto en el siguiente enlace: http://www.larazon.es/74600/noticia/Deportes/%BF...Y_qu%E9_va_a_hacer_la_UEFA_con_esto%3F

Datos personales

Mi foto
Periodista y blogger

Seguidores