| Suscríbete vía RSS

21 dic. 2007

La nota de Rosa

| 2 comentarios |


Con el tono seco y aguardentoso que caracterizaba su voz, Sistiaga se dirigió a Rosa, la regente de la librería. Su disimulada discreción no había sorteado el instinto policial del comisario. Sistiaga, de reojo, había advertido fácil el cruce cómplice de miradas con Pablo, cuando el joven periodista atravesó el umbral de la puerta de la vieja tienda de libros. De nada le sirvió a Rosa parapetar su rostro tras la última edición 'El holocausto de los republicanos españoles' de Eduardo Pons

–Señorita, el caballero y yo vamos a entrar al almacén–, le informó Sistiaga tras soltar el libro en la estantería.
–Está en su casa, señor comisario–, replicó Rosa desde el mostrador con su transparente acento leonés.

El agente, mirando a Pablo, arqueó sus cejas para cederle el paso. Pablo accionó lentamente el oxidado pomo de la puerta. Los recuerdos poblaron su mente y un incómodo cosquilleo inundó su mano derecha. La última vez que atravesó aquella puerta no esperaba encontrar a Laura amordazada y maniatada de manos y pies. Fue la misma la misma noche en la que un basurero descubrió en un contenedor de plaza Nueva el cadáver de Lindsay, la estudiante Erasmus que vino de Denver (EE UU).
Sistiaga tenía más cosas que hacer y se lo hizo notar al periodista.

–Bueno, repasemos todo desde el principio. Pero rápido que mi tiempo es oro y hoy, además, viene el ministro, no sé si lo sabe–, apuró.

Todo estaba igual en la achacosa trastienda. Pablo no quiso impacientar a Sistiaga y en apenas cinco minutos reeditó la escena.
–Bien. Y dice usted que el encapuchado salió por aquella ventana, ¿no es así?–, inquirió el comisario.
–Sí señor–, contestó Pablo con firmeza. Él, al igual que el agente, quería salir raudo de allí.

Al abandonar el almacén, Sistiaga descubrió de nuevo a Rosa disimulando su curiosidad.

–Muchas gracias por su colaboración, señorita. No volveré a molestarla más–, indicó Sistiaga mientras estrechaba la mano a la propietaria de la librería.
–Vuelva cuando quiera, comisario. Para mí no es molestia ninguna. Y usted, también, caballero. Aquí tenemos libros muy interesantes para un joven y apuesto periodista como usted–, respondió coqueta Rosa al estrechar la mano de Pablo.
Por fortuna, Sistiaga ya se había dado la vuelta cuando la librera hizo aquel gesto y entregó a Pablo el 'post it' doblado.

–«Cierro a las dos. Nos vemos a las dos y media en el bar Candela, en la calle Pavaneras. Te invito a comer en el Hicurí, justo enfrente. Laura ya sabe que has vuelto»–, rezaba la nota.

--------------------------
Este breve capítulo es mi aportación al relato colectivo bloguero que se ha iniciado en El Jardín de Bomarzo.

El capítulo anterior al mío, cuyo autor es Paco Torres, se puede leer aquí

La 'Historia sin título' sigue su curso. ¿Qué pasará al final? No te lo pierdas. Continuará...

17 dic. 2007

Stallman, el 'killer' de la SGAE

| 1 comentarios |


Apoya a killercoke.org, luce la misma barba y melena que un náufrago con años y años en una isla desierta y habla español como si de un traductor informático se tratara. Con un acento más británico que norteamericano, Richard Stallman, fundador del movimiento software libre, ha participado esta mañana en la Jornada sobre ciudadanía, libertad y conocimiento, que se celebra en el Palacio de Congresos de Granada.

El resumen de su discurso completo puede leerse en la bitácora de la jornada.

Quizá lo más interesante de su exposición es su propuesta de eliminar la SGAE.

Dice que no entiende que «una sociedad no gubernamental» se enriquezca a través de «un canon» y que sólo el 7% vaya destinado a los autores. Según sus propias palabras, mediante ese canon «el 7% es verdad y el 93%, mentira».

Así, aboga por: «Eliminar el canon y reemplazarlo por un impuesto gestionado por una empresa pública y dando el dinero a los que han participado en la creación de la música. Todo el dinero a ellos y nada a ninguna empresa».

Más: «¿Cómo distribuirlo? Mi sugerencia es tomar la raíz cúbica, distribuir el éxito mediante la raíz cúbica. Las estrellas ganarán más pero no ganarán la mayoría del dinero. Habrá una mayor fracción del dinero para subvencionar a los demás músicos».

Y es que, según Stallman, con el actual sistema de 7%, las estrellas ganan «mil veces más» que los autores menos conocidos.

Tengo un vídeo de parte de su intervención en Granada. En cuanto pueda lo posteo

7 dic. 2007

Libertad, señores de Google (Fredoom, people of Google)

| 2 comentarios |


¿Eres de los que no quieres que te impongan cosas porque sí? ¿Crees que internet debe ser libertad? ¿Piensas que esa libertad se basa, por ejemplo, en que cuando dejas un comentario en una bitácora puedas hacerlo siendo tú mismo? Es decir, ¿independientemente de si estás registrado en tal o cuál sitio?

Pues entonces sigue leyendo: Desde hace unos días, los blogs alojados en Blogger (los que son '.blogspot.com', vamos, como el que estás leyendo), perteneciente a Google, sólo permiten dejar comentarios identificados y con vínculo si estás registrado en el propio Blogger. Si no lo estás, sólo te permiten hacerlo con un 'alias' que no permite enlazar tu comentario a tu propia Bitácora, a menos que sea también de la plataforma de Google.

La tercera opción es hacerlo como 'anónimo'. Antes, una opción permitía un enlace a otro sitio, a pesar de que no estuvieses registrado en su sistema. Ahora el que quiera comentar se encuentra con esto.

No es algo que puedan elegir los editores de los blogs. Por esta razón, se ha decidido difundir este 'post' para que todo aquel que quiera sumarse a esta iniciativa, lo blogueé en su bitácora. Haz copy-paste y súbelo, dale difusión o bien modifícalo a tu gusto, o escribe tu propia versión, si te apetece que cualquiera pueda enlazar y opinar libremente en cualquier bitácora.

Desde aquí pedimos públicamente a Blogger que vuelva a permitir comentarios enlazados a otras páginas que no sean sólo las suyas. También se ofrece la explicación de cómo exportar los contenidos de tu blog desde 'blogspot' a otras plataformas como, por ejemplo, Wordpress. Aunque hay otros muchos, como La Coctelera o Bitácoras. Algunos blogueros de referencia, como Enrique Dans, ya mudaron en su día desde Blogger a Wordpress. Aquí explica por qué lo hizo.

Para quien quiera hacerlo, en el menú de Wordpress aparece una opción para importar los contenido y así no perderlos.

Súmate a nuestra movilización. Contra la imposición y el monopolio.

Pásalo

Datos personales

Mi foto
Periodista y blogger

Seguidores